Celtics 1 – Lakers 0

La noche del jueves al viernes, gracias a que lo ofrecieron en abierto por Cuatro, me quedé viendo el primer partido de la serie final de la Nba entre Celtics y Lakers. La verdad es que no pintaba mal ver al Big Three jugar contra los Lakers, una final mítica y encima con Gasol de por medio, y siendo los dos mejores equipos de la NBA supuestamente (vaya pitorreo lo de la clasificación a playoffs, por cierto) esperaba pasar un buen rato.
La verdad es que estuvo ahí ahí, a ratos. Obviamente pude ver algunas jugadas impresionantes, como siempre que juegan dos equipos decentes de la Nba: no encontrarás mejor Top 10-100-1000 que uno sacado de esa liga, obviamente. Por lo demás… a veces resulta increíble lo que se tiran, es que ya entiendo por qué no entrenan Messina, Aito y compañía en Estados Unidos, mandarían a los jugadores al banco cada dos por tres. Sobre todo Kobe, claro: y es que las grandes estrellas de la nba no es que hagan porcentajes espectaculares, si os fijáis, es que no fallan una en los momentos decisivos.
Sin embargo, en el segundo cuarto empecé a disfrutar más con el juego angelino. A Pau se lo comía Garnett (normal), pero en ataque estaba bien, aguantando el tirón con Fisher, sobre todo, y los jugadores movían el balón y todo. Enorme el Sam Cassel en Bostón, con 38 añazos, qué tío!
Llegamos al tercer cuarto, en el descanso casi me duermo, y Paul Pierce y Bryant despiertan. Y joder si despiertan, se ven jugadas brutalmente espectaculares… hasta que Paul Pierce se hace daño (imagino que al menos un poco) y lo utilizan para enfriarlo. Y es que no recuerdo ni una sola canasta desde ese momento hasta el final de Kobe: se tiró las dos siguientes tras el parón y la segunda se le salió de dentro… le cortaron el ritmo totalmente. En esos momentos ganaba Lakers de 3, pero se pusieron nerviosos, volvieron a no mover el balón, y de ahí pasaron a no tener ideas en ataque, no saber qué hacer con el balón.
Los Celtics me parece que jugaron regular, y que ya pueden mejorar el nivel, porque con el partido horroroso de Bryant y discreto de Odom y Gasol (este un poco menos, pero tampoco estuvo brillante) solo pudieron ganar sin irse nunca definitivamente en el marcador, y eso que en casa se supone que están bien fuertes.

Anuncios



    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: